Archivo de la categoría: Consejos Viajeros

Interrail: De Roma a Estocolmo

 

En verano de 2011 hice mi primer Intearrail. Era mi segundo viaje largo y aunque ya había recorrido varios países todavía estaba un poco verde en esto de los viajes. Comencé en Italia, concretamente en Turín y tras un sinfín de horas de trenes, de esperas en estaciones y tras pasar por 7 países, llegué por fin a Estocolmo.

Ni más ni menos que 7000 kilómetros y 75 horas de tren, que se dice pronto. Dormí en asientos, en camas, en literas, y hasta en el pasillo de algún tren. Me quedé sin billete para ir de Roma a París y tuve que sin querer, dar un poco de vuelta por Italia y visitar Ancona tras discutir con el señor de la ventanilla que no me daba ninguna solución. Yo tenía que llegar a París y no había manera.

Por aquella época yo vivía en Turín, una de las ciudades más bonitas de Italia y que goza de muy mal nombre para todo lo que tiene que ofrecer. Así que mi viaje comenzó en esta ciudad. Aquí va el Resumen.

El recorrido fue el siguiente: 1 día Florencia y Pizza, tres días Roma. 4 días París. 2 Días Viena. 2 Crakovia. 2 Berlín. 2 Copenague y 3 Estocolmo. Lo que hace un total de 22 si no cuento mal. Los días son más o menos completos porque los desplazamientos los hacía de noche.

 

– ¿Cómo elegí este recorrido?

Pues no lo sé muy bien. Tenía claro que quería ver Roma, París y Berlín. Crakovia pillaba por medio y no me importaba ver Austchitz, además, mucha gente me había hablado muy bien de esta ciudad. Copenhague no entraba en mis planes pero ya que iba a estar en Berlín pues tocaba cerca. Y Estocolmo… No sabía nada de Estocolmo. La cosa estaba entre Oslo o Estocolmo, la distancia era parecida, y siempre había oído que Oslo era carísimo además de que había vuelos Ryanair Estocolmo-Madrid muy baratos.

 

– ¿Cómo organicé el viaje?

El comienzo del viaje lo hice sólo y sobre la marcha. Me plantaba en la estación y cogía el tren que iba donde quería y al llegar buscaba el hostal más barato que encontraba. Gracias a esto casi me quedo en Roma y no llego a París. El resto del viaje cogí con antelación los hostales en www.hostelworld.com y llevaba una hoja con todos los horarios de los trenes y las calles donde se encontraban los hostales para ir más o menos rápido. En esa época no tenía un smart-phone lo cuál hizo el viaje más bonito pero también más incómodo. En bahn.de iba mirando las posibles combinaciones de trenes hacía la siguiente ciudad y a la vez iba reservando hostales. Una vez llegaba a una ciudad cogía el tren para la siguiente, pagando el recargo correspondiente. Aquí la pequeña hoja resumen que llevaba, también llevaba copias de las instrucciones de llegada a los hostales y una impresión de google maps.

 

– Presupuesto

– Billete Interrail 265 Euros

– Reservas trenes nocturnos interrail: 50 Euros. (Con un pequeño truco me ahorré algunas reservas sobre todo en Italia)

– Precio hostales: 211 Euros (con los precios actuales)

– Gastos comida. Con algo de embutido traído de España, cocinando en los hostales y muchos bocatas y tuppers. Unos 5 euros por día. 110 Euros. Súmale crepes y croissants en Paris y algo de currywurst en Berlín más alguna cerveza etc. 10 Euros por día. 190

– Transportes en las ciudades. Hay metro en Roma, París, Viena,  Berlín y Estocolmo. En Cracovia y Cophague no hace falta transporte público excepto para ir a Auswitch Unos 30 euros tirando por lo alto, diez de ellos sólo en París.

– Museos. En París los museos son gratis para menores de 25 menos 10 Euros el Louvre. Sumándole algunos de Roma, el palacio de Hofburg en Viena y la visita a Auswitch (es gratis aunque fuimos con guía). 42 Euros.

– Vuelo Estocolmo Madrid más bus Madrid a mi casa. El vuelo fueron 60 euros más 11 el transporte al aeropuerto más 15 el bus a mi casa. 85 Euros

Hace dos años cuando lo hice eran un poco más baratos los hostales y el billete del interrail. El precio a día de hoy sería:

– Presupuesto total:  870 Euros

 

– Hostales:

Si haces click en los nombres te lleva a una pequeña descripción de cada uno.

Roma Colors

París Luna-Park Hotel

Viena Do Step Inn .

Cracovia Greg & Tom Hostel: 

PLUS Berlin

Copenhague Absalon Annex. 

Estocolmo Langholmens Vandrarhem

 

– Itinterario

 

– Día 1 Florencia y Pizza

Muchos dicen que es la ciudad más bonita de Italia y casi de Europa. Bonita es,  sin duda. Sólo por el Duomo ya merece la pena. No pude ver el David de Miguel Ángel ni el museo dei Uffici porque había unas colas inmensas. A cambio visité el Palazzla de Pitti del cual me sorprendió gratamente Grotta del Buontalenti. Aparte de eso visité el museo Galileo Galilei, un poco caro pero el cuál recomiendo a todo el mundo, ya que aunque son difíciles de entender muchas cosas, merece la pena.

En Pizza con la torre tuve más que suficiente.

 

– Días 2, 3 y 4: Roma

En Roma puedes estar tres o mil días. Visité casi todo lo visitable. De 8 am a 22 pm sin parar. Me dejé, por desgracia, la Capilla Sixtina. Si alguien va, que reserve, las colas son enormes. Me impactó el Panteón y el Coliseo. Y como le pasa a todo el mundo, me encontré con la Fontana di Trevi sin querer mientras paseaba sin rumbo. Nadie se la espera ahí.

Como no había sitio en el tren directo Roma-París me tuve que buscar la vida. Eso fue ir hasta Ancona, bonita ciudad del mar Adriático, para después volver a Turín (lo que son las cosas) y montarme en un tren que venía de Roma e iba a París en el cual también estaba lleno. Así que me la jugué y me monté. Y además de llegar a mi destino no tuve que pagar la reserva.

 

– Días 5, 6, 7 y 8 París

Tras más kilómetros y horas de tren de los deseados llegué a París. Es una ciudad enorme pero me dio tiempo a ver lo más conocido. Torre Eiffel y campos de Marte, los puentes sobre el Sena incluido el famoso puente de Alexander, Notre Damme, los inválidos y la tumba de Napoleón, el Panteón el Arco del Triunfo,  el Palacio de Cristal y la Basílica del Sacré Cœur con Montmartre. Me gustaron mucho los jardines de Luxemburgo y el Louvre, en el cual pasé casi un día entero y tiempo me faltó. Sigo creyendo que es más bonito el museo británico, dicho sea de paso. Para concluir un paseo por los Marais y la isla de san Luis.

Me dejé en el tintero el museo del Orsay, que en otra visita posterior vi. Dado que soy un poco negado para el arte diré que el edificio es impresionante (ver El proceso de Welles en el que sale la antigua y preciosa estación de tren que compone ahora el museo). También me dejé el museo de la Orangerie y la santa capilla, pero es que París es Enorme.

 

– Días  9 y 10 Viena

Viena es muy bonito, muy señorial y merece una visita pero de todas las ciudades que visité la que menos me gustó. El centro histórico impresiona con sus plazas y museos, además de los parque que son una verdadera delicia.

Puede que influya que esos días me puse malo y no pude hacer mucho más que vagabundear por la ciudad y sólo visité el Palacio Imperial de Hofburg y el museo de Sissi Emperatriz por la fama que tiene su icono. Hay que decir que no vivían mal.

Destacar también el Palacio de Schönbrunn, la Catedral de San Esteban, el Belvedere Palace and Museum. También dicen que el museo de historia de arte merece mucho la pena.

El segundo día lo quería aprovechar para acercarme a Bratislava que está al lado. De hecho son las dos capitales Europeas más próximas. Pero no pudo ser.

 

– Días 11 y 12 Crakovia

Llegué a Cracovia medio arrastrándome así que tampoco pude disfrutar mucho la visita. El centro es precioso, la plaza del mercado y la Iglesia de la virgen María hacen un conjunto que sin duda convierten en al centro de esta ciudad en unos de los más bonitos de toda Europa, para mí, probablemente con el de Praga.

El centro junto con el barrio judío hacen lo mejor de esta ciudad. También conviene visitar el Castillo Real de Wawel, construido sobre una cueva en la que hay un dragón… que por cierto es el símbolo de la ciudad. Acuérdate de comprarle un peluche a tu prima. Y sino en Gales… O Ljubliana… que tampoco es muy original eso de tener un dragón como símbolo.

Mucha gente visita también la Fábrica de Schindler y las minas de sal. Las minas de sal las vi en una visita posterior y no es que sean la octava maravilla, pero son muy curiosas. Las recomiendo.

Al día siguiente, tras tres días casi sin comer, fui a Auswtich. Aquí explico la visita

A la noche cogimos un tren que nos dejó en la maravillosa ciudad de Kutno. Recuerdo que la estación estaba tan derruida que parecía que la habían bombardeado recientemente. Hubo momentos de tensión porque el tren se retrasó y yo me veía allí en Kutno de por vida.

 

– Días  13 y 14 Berlín

Berlín. No podría decir mucho de Berlín en unas pocas líneas. A todo el mundo le gusta el ambiente, que es cierto tiene un toque particular si lo comparas con otras ciudades Europeas. Caminar por las calles mientras comes un magnífico currywurst (yo no sabía que me gustaban las salchichas hasta que llegue allí) tiene su punto.

Aunque lo que más me gustó fue su toque segunda guerra mundial y caída del muro de Berlín. Es una ciudad con historia, una historia apasionante. Quizás una de las historias más ridículas del mundo, donde alguien construyo un muro para dividir una ciudad.

El muro es una visita obligada, más que por lo que se ve, por lo que significa. Además el Chekpoin Charlie el paso fronterizo más famoso de la ciudad, es un lugar cuanto menos tenebroso. También la Puerta de Brandenburgo. Recomiendo ver Berlín Occidente o Un, dos, tres de Billy Wilder para disfrutar un poco más la ciudad.

Aparte de eso Puerta de Brandenburgo y el  Tiergarten, el maravilloso parque lleno de vida y gente. Y claro, el Reichstag, que uno se lo imagina con la bandera de la URSS ondeando. Oh, me dejaba el pirulí más famoso de Europa. el Fernsehturm.

Me gustó especialmente el Memorial del Holocausto por su originalidad. Cuidad que algún niño te dará un susto, aunque es cosa seria se presta a las bromas.

Como curiosidad visitar la Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm, una Iglesia que fue bombardeada en la segunda guerra mundial y que está como la dejaron las bombas. Da un poco de miedo y recuerda a algún edificio que queda bombardeado en Belgrado, en plan, mira el daño que hacen las bombas. Lo bonito de lo feo.

Como ves Berlín da para mucho. Además de todo lo anterior hay una buena cantidad de museos, entre los cuales cabe destacar el de Pérgamo, pero que claro, en un viaje tan largo uno ya estaba un poco cansado de ver tanto museo.

 

– Días 15 y 16 Copenhage

¿Qué decir de una ciudad en la que me tuve que comprar una bufanda en Agosto? El tiempo fue horrible. La ciudad es bonita, no lo dudo, el centro es muy bonito y da para bastantes fotos. Sin lugar a dudas Nyhavn con sus casas de colores y el agua es lo mejor de la ciudad.

La sirenita podéis mejor ni verla. Con unos cuantos años menos los Jardines de Tívoli tienen que ser impresionantes.

Aparte de lo anterior el Castillo de Rosenborg, la Torre Redonda y poco más. Ah sí, y una tienda de legos enorme.

De allí cogí un tren hacia Estocolmo el cual hace un recorrido curioso. Además cruza el puente de Malmo, una obra de ingeniería que impresiona, parece que el tren va sobre el agua.

 

– Días 17, 18 y 19 Estocolmo

Fue la ciudad que más me impresiono del viaje. Quizás porque no sabía nada de ella y no me la esperaba tan bonita. Nadie habla de Estocolmo y ahora mismo es una de las ciudades a las que quiero volver y una de mis favoritas.

Las calles del centro de Estocolmo son para pasear y sentir, para contemplar las curiosas casas y quedarse prendado con los músicos callejeros y su música que rebota en las antiguas y estrechas paredes. Södermalm es el nombre del barrio antiguo y en la isla de al lado se encuentra el Palacio Real.

Eso sí, mejor visitarla en verano.

Ya estaba un poco cansado de tanto viaje así que no visité ningún museo, bueno, el de la cárcel en la que dormía. De todas formas el museo Vasa tiene que merecer la pena.

Ah, no se olviden de visitar la isla de Langholmen.

 

Interrail: Viajar en tren por Europa


– ¿Qué es Interrail?

Interrail es un bono que nos permite viajar durante X tiempo pudiendo coger todos los trenes que quieras. Lo primero que tenemos que ver son los diferentes tipos de bono que nos ofrece Interrail Europa para viajar.

– Billetes Interrail:

– 5 días de entre 10 días
– 10 días de entre 22 días
– 15, 22 o un mes seguidos

¿Qué significa esto? Si compro por ejemplo el billete Interrail de 5 días en 10 días, significa que puedo coger todos los trenes que quiera en 5 días, siempre que entre el primer tren y el último no pasen más de 10 días.

Lo bueno que tiene es que si cogemos un tren que sale a partir de las 7pm y que llega después de las 4 am sólo gastas un día, el día de llegada en este caso.

Incluye todos los países de la unión Europea, además de Noruega, Suiza, Bosnia-Herzegovina, Macedonia, Montenegro, Serbia y Turquía. Hay que tener cuidado con los trenes de Grecia porque debido a la crisis hay muchos que no funcionan. Además no puedes viajar en tu país de residencia.

– Interrail precios:

Billete interrail para mejores de 26 años:

– 5 días de entre 10 días – 181 Euros
– 10 días de entre 22 días – 265 Euros
– 15 días – 307 Euros
– 22 días – 339 Euros
– 1 mes – 445 Euros

Billete interrail para mayores de 26 años:

– 5 días de entre 10 días – 276 Euros
– 10 días de entre 22 días – 393 Euros
– 15 días – 435 Euros
– 22 días – 509 Euros
– 1 mes – 445 Euros

Más información

Tenemos que tener en cuenta que algunos trenes de alta velocidad y nocturnos hay que hacer reserva y en muchos casos hay que pagar algo extra. Desde unos pocos euros en el sur y este de Europa hasta más de 20 Euros en algunos trenes nocturnos del norte de Europa.

También conviene saber que los trenes en el este son menos cómodos y mucho más lentos.

– ¿Cómo preparo mi viaje Interrail?

Hay dos tipos de viajeros Interrail, los que van por libre y los que preparan su viaje con antemano.

La primera opción te da más libertad, más sensación de aventura. Puedes moldear tu viaje a tu gusto y si una ciudad te gusta más quedarte más tiempo o irte rápido.

Como contras, al estar menos organizado optimizaras menos tu tiempo, cogeras hostales más caros y/o peores y es posible que pierdas algún tren porque esté lleno. Además si preparas tu viaje con antelación puedes coger los aviones de ida y vuelta con más antelación para ahorra dinero.

Una buena forma de preparar un viaje es llegar a tu destino en avión, estar unos días y empezar a utilizar tu bono interrail de 5 días en 10 días. Ir moviendote por los países hasta acabar los bonos y llegar con el último día a tu última ciudad para pasar unos días allí. Así con un bono de 5 días en 10 días podemos hacer un viaje de 15-18 días y ahorra dinero. Es conveniente empezar o terminar en una ciudad grande así aprovecharemos más nuestro viaje.

– Imprescindibles para preparar unInterrail

Lo primero que tenemos que hacer es salir de España, a no ser que vivas cerca de la frontera lo mejor será coger un avión a una ciudad fuera de España en la que quieras comenzar tu viaje.

A partir de aquí solo necesitamos dos herramientas para preparar todo el viaje.

– Trenes y horarios Interrail:

Bahn.de Vamos a utilizar la página de los trenes alemana. Sólo esta y ninguna más ¿Por qué? Porque es muy difícil entender las páginas de las diferentes compañías de trenes en toda Europa. Son complicadas, algunas no están en inglés y por el este dejan bastante que desear en cuanto a horarios.

En esa página podremos encontrar casi la totalidad de los trenes en Europa con información de horarios de llegada y salida de una manera detallada. Además la opción para hacer transbordos funciona a la perfección. Es tan buena la página que incluso para mirar trenes en España es más rápido y eficiente que la de Renfe.

Ahora te toca a ti indagar fechas y horarios para ir haciendo tu trayecto. Una vez más hay que contar con los retrasos de los trenes (sobre todo en el sur y en el este) e ir mirando poco a poco hasta completar la ruta.

Lo mejor es que mires los horarios y en cuanto llegues a una ciudad cojas el billete para ir a la siguiente. De esta manera no tendrás problema de que se acaben los billetes. Mira bien el apartado de extras en tu billete interrail para saber cuanto tendrás que pagar más por cada reserva que hagas.

Para todos los trenes normales, es decir que no sean nocturnos ni de alta velocidad ni internacionales puedes entrar sin comprar billete, solamente sellando tu cupón interrail. Si en el tren no hubiera sitio te dejan entrar aunque estés de pie.

Precio de las reservas para todos los trenes que incluyen Interrail.

– ¿Dónde dormir?

Hostelworld.com Es la mejor manera de encontrar hostales para dormir. Hay cientos de opciones clasificados por precio y por las opiniones de la gente. He dormido en más de 50 hostales cogidos en esa página y estoy más que satisfecho en casi todas las ocasiones. Una buena opción es elegir hostales en una habitación compartida con más gente lo cual resulta más barato.

Nunca viene mal echar un vistazo a booking.com por si hubiese alguan oferta. Pero siempre es mejor coger un hostal en hostelworld, suele haber más gente joven y mejor ambiente.

Además si lo haces bien puedes hacer coincidir tus viajes con trenes nocturnos, así ahorras tiempo y dinero al no tener que pagar noche en un hostal. Otra opción es hacer couchsurfing.

Y ya está, con estas dos webs y un poco de pericia podemos hacer un viaje que no se nos olvidará en la vida.

Cómo aprender cirílico en un día

AutorAsane

Mucha gente piensa que aprender cirílico es algo muy complicado. Estamos acostumbrados a ver los típicos carteles rusos con “esas letras tan raras” que nos asusta un poco. 

Cuando iba a viajar por los Balcanes, me temía lo peor al llegar a Serbia. La gente me había metido miedo, que si está todo en cirílico, que no voy a entender ni el nombre de las calles, que si no voy a saber ni encontrar el hostal, etc.

Pues no. Aprender cirílico es muy muy fácil. Es más, no es que haga falta un día, es que se puede aprender en unas horas. Yo lo aprendí en el tren que une Sarajevo y Belgrado, que por cierto, es un trayecto maravilloso que antes de la guerra se hacía con total normalidad, varias veces al día y tardaba mucho menos que ahora que tiene que pasar dos fronteras de distintos países y tarda muchísimo tiempo, Recomiendo leer este post respecto al tema.

Estación de tren de Sarajevo. En latino y cirílico

El cirílico no es más que un alfabeto, un sistema de escritura basado en el alfabeto griego y con modificaciones del alfabeto glagolítico (los típicos simbolitos que asociamos a la unión soviética). Es decir, se parece bastante a nuestro alfabeto y por esa razón es muy fácil aprenderlo, ya que casi todas nuestras letras tienen equivalencias directas con las letras del alfabeto cirílico, se pueden transcribir.

El alfabeto cirílico se usa en muchos de los países de la antigua unión soviética y de la antigua Yugoslavia. Tiene diferentes variantes, casi tantas como países donde se utiliza, pero en su mayoría son ligeras variantes en cuanto a letras. Por ejemplo en Rusia se utiliza solamente el alfabeto cirílico, en el caso de los Balcanes, en algunas repúblicas ex yugoslavas, el idioma que se habla es el serbocroata, en el que se utiliza ambos alfabetos. Puedes ir por una calle de Belgrado y ver cosas escritas en cirílico o en latino, o en ambos. Mi impresión general es que en Serbia se utiliza mucho más, habiendo lugares en los que sólo se utiliza el cirílico, en cambio en Bosnia apenas lo puedes ver, solamente en los carteles de las carreteras y poco más. En Bulgaria por ejemplo, se emplea el cirílico y no el alfabeto latino.

Estación de tren de Belgrado. Aquí sólo lo indica en cirílico

Así que lo primero es quitarnos el miedo. Queremos más o menos entender algo, no ser expertos. Claro que hablamos de “leerlo”, para identificar calles, productos, comidas, etc. Para lo básico de un viaje. Otra cosa es que sepamos cómo se pronuncian las cosas o que queramos hablar serbocroata.

El truco para aprenderlo es identificar cada letra con su equivalente, que muchas lo tienen. Las que no tienen un equivalente directo, más o menos tienen un equivalente acústico, cómo la dz, puedes imaginarte más o menos como se dice y al final construyes las palabras.

Antes de nada estudiamos un poco el alfabeto cirílico con todas las letras que lo componen en sus diferentes variantes

Oye, pues igual si asusta un poco. Pero tranquilos, era por entrar duro y ahora ir a lo fácil. Ahí hay un montón de letras, nosotros sólo necesitamos la de la variante que queramos entender. En la variante Rusa hay 33 nada más.

Así que en los casos que nos ocupan ahora, imaginemos que viajamos a Serbia o a Rusia. Tan fácil como entrar en la wikipedia, y echar un vistazo a cada variante del cirílico.

Alfabeto Ruso:

Alfabeot Ruso, imagen de la wikipedia

Idioma Serbio

Letras utilizadas en el idioma Serbio. Imagen de la wikipedia

Vemos que el serbio tiene transcripción directa entre ambos alfabetos. Ahora cogemos un lapiz y un papel, y vamos haciendo equivalencias. Muchas son iguales, la a es la a, la e es la e, la j y la k también son la misma, la m, o y t. Pues no parecen tantas. o Sí. El tema es que algunas se escriben igual, pero se refieren a otra letra. Por ejemplo la B es la V, la r es la G, la H es la N y la x es la H. Y ahora las raras raras. Tampoco es difícil, la A mal hecha es la D, la arañita y el 3 son zetas, la N mal hecha es la I, fi es efe, claro, la u con rabito es C, y así.

Tomando apuntes en el tren. Haciendo el alfabeto, apuntando alguna palabra y traduciendo señales…

Vale, hay varias letras que no tenemos, bien nos podemos aprender como son o su sonido y más o menos ir tirando. Por ejemplo el equivalente a DZ en serbocroata es como una d poniendo la lengua rara. Y así vamos construyendo las palabras.

En el tren que va de Sarajevo a Belgrado, que son 9 horas, cogí un papel y un boli y fui traduciendo las señales de las ciudades (es un tren muy lento). Cuando llegué a Belgrado, sabía leer los carteles de las calles. Claro que no todas las letras, pero más o menos sabía construir la palabra, o si buscaba una calle podía recordarla más fácil, aunque la pronunciara mal, yo sabía lo que estaba buscando, o en un restaurante sabía pedir más o menos.

No vamos a sacarnos el B2 de Ruso, pero oye, para salvar los papeles no está mal. Y así ya sabemos algo más, cuando veamos un cartel en ruso diremos, pues ahí pone…

Vuelos baratos en Europa

En el siguiente post explicaré como comprar vuelos baratos en Europa, cuales son las diferentes opciones para viajar sin gastarnos mucho dinero. Para ello haré un listado de las principales aerolíneas de bajo coste de cada país, explicaré un poco como comprar los billetes, cual es su radio de acción, etc. 

La opción de buscadores de vuelos no suele ser viable si lo que queremos en realidad un vuelo muy barato. Algunas compañías no indexan sus datos o los precios no son correctos, no están actualizadas, o directamente funcionan mal. Lo mejor para buscar un vuelo barato es ir buscando ofertas por las diferentes webs que conocemos dependiendo de nuestro destino, o simplemente echar un vistazo por ahí a ver que encontramos.

Sin duda, y para comenzar, los vuelos baratos en Europa tienen nombre propio. Ryanair.

 

– Ryanair es sin duda la compañía más barata y con más destinos que podemos encontrar. También hay que decir que le rodea una gran polémica, por sus “problemas” en los vuelos y por el presidente, que siempre se hace ver.

Ryanair tiene un aeropuerto en cada rincón de la unión Europea, incluso en Marruecos, Noruega y otros países cercanos. Tiene el inconveniente que la primera vez que compras un billete en su web te da la sensación de estar en un mercadillo de Marrakech. Hay que ir saltando obstáculos hasta hacerte con el preciado billete sin comprar nada de lo que ellos te ofrecen. Y no acaba ahí. Una vez en el avión te venden de todo durante el trayecto.

Lo más importante, que no se te olvide facturar el billete on-line o te cobrarán más dinero. También te cobran mucho por cambios en el billete, por sobrepasar el peso o el tamaño del equipaje de mano, por llevar dos bultos. Son muy quisquillosos, pero si andamos atentos, podemos coger vuelos realmente baratos.

Sin duda la compañía más criticada, pero también la más utilizada para coger un vuelo por Europa. ¿Algún truco extra? Coger los vuelos con dos tres semanas de antelación, estar atento a variaciones, buscar ofertas a menudo, no tener reparos en no ir a los aeropuertos principales de las ciudades, etc. Siguiendo estos sencillos pasos pagar más de 30 euros por un billete de avión nos parecerá algo extraño.

Casi obligatorio darse de alta en el boletín de ofertas de Ryanair para coger esos ansiados vuelos a uno y cinco Euros. No, no son un mito.

 

– EasyJet

Muy famosa también en este país, la aerolínea británica goza de mejor prensa que Ryanair, aunque tiene menos destinos y suelen ser un poco más caros. También es verdad que coger  un billete es bastante mas sencillo que en Ryanair, y no parece que te traten tan mal, pero eso para gusto de cada uno.

Imprescindible para mirar vuelos entre España, Italia, Francia, Alemania y sobre todo Reino Unido, donde tiene un gran número de vuelos. Si andamos listos nos deberíamos pagar la mayoría de los vuelos entre 30 y 60 Euros, siempre y cuando no sean fechas con muchos viajeros.

Para saber desde donde y hasta donde nos puede llevar EasyJet, tenemos el siguiente en el siguiente link un planificador de rutas que funciona a las mil maravillas. Entramos, clickamos desde donde queremos salir, y nos dice los destinos que tiene de una forma muy visual y útil. ¿Que queremos viajar y no sabemos a donde? Entramos ahí y a ver que sale.

 

– Vueling

Otra más Española. ¿Aviones de Iberia a precios de low-cost? Parece que es posible. No es tan barata, ni mucho menos, como las anteriores, pero rebuscando un poco podemos encontrar buenos precios.

Tiene destinos a las principales ciudades turísticas de todo Europa y alguno un poco más alejado como Moscú o Tel Aviv. En este enlace puedes ver todos los destinos que te ofrecen desde tu aeropuerto.

Lo mejor de esta aerolínea, para mí, es sin duda la opción de búsqueda por presupuesto. Pones el aeropuerto de donde quieres salir, lo que estás dispuesto a gastarte, y te da una serie de opciones de los destinos más baratos para ese mes. Rebuscando un poco se pueden encontrar cosas muy interesantes.

Para trayectos no muy largos un buen precio serían 30 euros, aunque para los que tienen un poco más de distancia es difícil encontrar ofertas por menos de 60 Euros.

 

– Volotea

Esta nueva compañía nos ofrece muy buenos precios si lo que nos interesa es viajar por el sur de Europa. Todo el este de España, el sur de Francia, Italia entera, alguna ciudad en los Balcanes  y Grecia están cubiertos por jugosas ofertas de esta compañía española con un aire moderno de menos de un año de vida.

Aquí podéis ver todos los destinos que nos ofrecen. Los principales aeropuertos de esta compañía son: Burdeos, Nantes, Venezia y Palermo. Por ahora en España no tiene ni muchos aeropuertos ni muchos destinos, y tampoco muchos días en los que vuela, pero por ejemplo si queremos ir de Santiago, Bilbao o Zaragoza a Venecia, en un viaje típico de fin de puente, siempre será una opción preferente.  Aunque por desgracia solo nos ofrece destino a Venezia desde estas ciudades. Por ejemplo desde Mallorca o Ibiza hay algunos destinos a Italia y Francia.

Muy interesante las recomendaciones que nos da la propia web dependiendo de algunos de nuestros gustos, en inspiración. Mirando ofertas por la página nos podemos ir a Italia por menos de 40 Euros, y a Grecia por unos 60. Nada mal, ¿no?

 

– Wizz Air

 Wizz Air igual no es muy conocida en este país, pero es sin duda una de las opciones preferentes si queremos viajar al este de Europa. La aerolínea Húngara vuela desde casi todas las ciudades de tamaño medio-grande de Europa occidental hacia destinos de todo el este, incluyendo todas las grandes capitales, como Budapest, Belgrado, Bucarest o Varsovia, y otras ciudades más pequeñas.

¿Es Wizz Air mucho más cara que las demás compañías low cost? No, contando que las distancias son mucho mayores que para moverse desde aquí hasta Francia, Italia o Alemania. Por ejemplo, si tenemos suerte, podemos cruzar todo el continente por menos de 50 Euros. Podemos coger un avión de Madrid a Sofía (Capital de Bulgaria) por 50 Euros con menos de un mes de antelación.

Los aeropuertos en los que opera esta compañía en España son Zaragoza, Madrid, Valencia, Malaga, Alicante, Barcelona y Palma de Mallorca, todos ellos con algunas buenas combinaciones para el sur-este de Europa. Aquí podéis ver un mapa interactivo con todas las bases y los destinos de Wizz Air. Es una buena opción para viajar al este, con buenas combinaciones por ejemplo con Ukrania.

 

Hasta ahora hemos visto las principales compañías de bajo coste para viajar a la mayoría de los países de Europa. Pero… ¿Y si no nos pilla bien ninguna de esas opciones? ¿Y si queremos viajar a algún país en  concreto, o hacer escala en él? Pues también existen varias aerolíneas económicas que operan solo en algunos países concretos, y nos pueden solventar la papeleta si nos encontramos allí.

 

– Air One

Esta empresa opera solamente con vuelos en Italia, tanto nacionales como internacionales. Si ninguna de las otras opciones nos parece viable, siempre podemos coger un vuelo de Milán a Varsovia por unos 30-40 Euros, o desde Venezia a San Petersburgo por menos de 100 Euros.

Por otra parte es una buenísima opción para vuelos nacionales dentro de Italia, pudiendo viajar desde el norte al sur por 20 o 30 Euros. Por desgracia en España solo opera desde Barcelona. Aquí la lista de los destinos posibles, incluye mapa interactivo. La página solo está en italiano e inglés. Su principal aeropuerto es Pisa.

Bueno, ya tenemos cubierto casi toda Europa, los principales países, el este… ¿Y el norte?

– Wow Air

A ver ¿Adónde van nuestros amigos los islandeses de vacaciones? A Alicante. ¿Y tendrán que volver a sus casas no? Pues les acompañamos. 

Así que si queremos viajar a Islandia, o a algún país del Escandinavia, de esos a los que tanto les gusta a sus gentes veranear en la costa mediterránea, vamos a tener que ir a Alicante, unos de los mejores aeropuertos de España en cuanto a destinos y precio.

Esta aerolínea de “bajo coste” sigue la norma de las demás, un nombre curioso, una apariencia moderna, un color característico, y precios económicos. Económicos contando que vamos hasta Islandia. Suele volar lo sábados, y si tenemos un poco de suerte por 100-120 Euros nos podemos plantar en Reikiavik, no está mal, ¿no?.

 

 

– Transavian

Compañía de bajo coste para volar a Holanda. Un poco más cara que las demás, pero abarca toda las ciudades importantes de los países bajos, Ámsterdam, Roderdam, Weeze Eindhoven, Maastricht y Grningen. Aquí el mapa con los destinos.

Los aeropuertos españoles en los que hay vuelos son los aeropuertos más turísticos, todas las Islas Canarias y las Baleares, y los destinos de sol y playa del sur y este de España. Podemos encontrar vuelos decentes entre Barcelona y Ámsterdam por unos 40-50 Euros.

 

Norwegian Air Shuttle

Para viajar a Noruega, Suecia, Finlandia o Dinamarca es la mejor opción. Con vuelos desde Barcelona, Murcia, Málaga, Alicante, si queremos ir a estos países o sus respectivas capitales puede ser la opción más barata, más incluso que ryanair. Por ejemplo, si queremos ir de Barcelona a Estocolmo, Helsinki, Osolo o Copenhague lo podemos hacer por 50 euros si resuscamos un poco, o por 70 Euros como un precio normal.

La web está en Español, el buscador funciona rápido y a las mil maravillas, y lo mejor, tienen wifi en el avión. ¿Se puede pedir más?

 

– Blue Air

Esta va a ser nuestra opción predilecta para ir a Rumania, y disfrutar por ejemplo, de Bucarest. Podemos encontrar Madrid Bucartes por 60 euros con unas tres semanas de antelación. Esta muy bien para ir a Bucarest o Bacau desde diferentes puntos de Europa. aquí los destinos. En España hay vuelos directos desde Malaga, Valencia, Madrid y Barcelona. La web va a veces un poco mal, pero al menos está en español.

– Air Baltic

Vale, ya tengo casi todo Europa, pero… ¿Y si quiero visitar Letonia? No me pilla nada bien para ir allí, y ya de paso ver Estonia y Lituania o acercarme hasta San Petersburgo. La mejor opción es coger Air Baltic, con vuelos directos desde Barcelona  a Riga, que cuestan entre 100 y 140 euros. Aunque si miramos con bastante antelación pueden salirnos por 80 o hasta por 60 Euros.

 

 

Viajar barato por Inglaterra y Reino Unido con autobuses low cost

Muchas veces cuando viajamos, bien por falta de planificación, por falta de tiempo o porque se nos ha pasado terminamos cogiendo viajes demasiado caros. En España estamos acostumbrados a que los autobuses tengan un precio fijo por trayecto sin importar la hora ni el día, y por eso cuando vamos fuera no pensamos que podemos ahorrar mucho dinero con una buena planificación.

La ecuación es fácil, un asiento vacío en el trasporte público es dinero perdido. Es preferible llevar a un viajero barato y cobrar algo que no ganar nada. Es la política que utiliza Ryanair hace muchos años. Pues en otros lugares, en este caso en Reino Unido, también hay una empresa que utiliza esta política, con la cual podremos viajar por unos precios ridículos.

Si quieres viajar por Inglaterra o viajar por Reino Unido, y quieres a compañía se llama Megabus, y opera en Reino Unido, Estados Unidos y Canada. Sí quieres viajar barato en Inglaterra, no lo dudes. Es tan fácil como entrar en su web y ver cual es nuestro destino, buscar los días que queremos ir, e ir recorriendo a ver que horario y fecha nos sale mejor. Como seguramente las fechas las tendremos fijas, nos dará igual ir un día que otro. Por ejemplo, si estamos en Londres, podemos ir a Bristol y Bath el día que mejor nos salga y dejar para otro Oxford o los museos londineses.

Una vez entramos en la web y buscamos el viaje que nos interesa, le damos a search y buscamos los días que mejor nos salga de precio entre las fechas que disponemos.

Esta por ejemplo de 5 Euros a las 9:00 nos viene bien, sino podemos coger a las 10:30 que vale lo mismo.

Seleccionamos el billete y le damos a Add to Basket, abajo a la derecha. Lo mejor es ir cogiendo todos los viajes en la misma sesión ya que nos cobrarán 0.50 libras por pagar los billetes. Es un pago único y no añadirán ningún gasto más, no hay trampa ni cartón, no es como Ryanair que nos intentarán vender hasta a sus hijos si es necesario. Por eso si cogemos todos los viajes de una vez ahorramos dinero.

Una vez tengamos todos los billetes añadidos, vamos a la cesta y clickamos en Pay for journey(s), nos redirigirá a una pestaña con diferentes opciones de pago, y ya hemos terminado. 

Ahora solo hace falta enseñar el mail que nos envían el conductor del autobus, y ya podemos viajar. No hace falta imprimir el billete ni nada, simplemente con enseñarle el correo en nuestro móvil es suficiente. ¿Fácil no?

Y ahora pensaremos, pues vaya, por ese precio, igual me llevan en una pocilga y hasta de pie. Pues no, los autobuses son normales, incluso son más espaciosos que los de algunas empresas españolas, están limpios y se va cómodo, tanto como se puede ir en un autobus. Son rápidos y no hacen muchas paradas. Y lo mejor, tiene wifi. Aunque parezca mentira, por ese precio, esto es lo que ofrecen.

Así, en el último viaje que hice, mejor que ir en tren de Londres a Brisol, es mejor ir en autobús por 3.5 libras Londres Bristol, o en autobús de Londres a Cardiff por 4 libras. Si, regalado. Contando que la distancia entre Londres y Cardiff es casi 250 kilómetros  4 libras que son aproximadamente 5 Euros no está nada mal. Ese mismo viaje en España puede costar entre 15 y 20 euros perfectamente.

Otro viaje interesante puede ser entre Londres y Edimburgo, puede salir por 20 libras e incluso lo he llegado a ver por 15, el autobús tarda nueve horas, pero al ser nocturno, nos podemos ahorrar la noche de hostal, y el precio es ridículo para haber más de 600 kilómetros de distancia. Si no nos ha dado tiempo a coger un avión barato, siempre es una opción.

Más opciones. La distancia entre Londres y Manchester es de 320 kilómetros. El tren de Londres a Manchester cuesta 65 libras (con suerte), se puede ver aquí. En cambio, con megabus, el bus Londres Manchester nos cuesta 7 libras, eso sí, cuatro horas de viaje, frente a las dos horas en tren.

Por algo menos de 100 euros podemos hacer un tour por todo Reino unido y visitar distintas ciudades de la Gran Bretaña. Podemos ver Bath, Manchester, Blackpool, Birmingham, Liverpool, Bristol, Cardiff, Edimburgo y muchas otras poblaciones de la Inglaterra, Gales y Escocia. 

¿Qué haces que todavía no estas preparando tu viaje?