Archivo de la categoría: Italia

Vocabulario básico Italiano

Una buena oportunidad para aprender algo de Italiano, ya que aprender unas pocas palabras sencillas es muy fácil, dado su gran parecido al Español.

Saludos:

Ciao se utiliza para hola y adiós informal, para amigos conocidos y demás. Si entras en un sitio donde no conoces a nadie, una tienda o lo que sea, se dice buon giorno, buon pomeriggio o buona sera. El giorno va hasta medio día, pomeriggio es la hora de comer, y sera es hasta que te vas a la cama. Buona notte solo se dice cuando alguien se va a dormir, no por la noche. Salve también vale para hola. Arrivederci para adiós.

Recuerda que en italiano se dan dos besos al sentido contrario que en España, por lo que podrás tener algún choque. Tampoco se da dos besos a las mujeres para presentarse, si no que se les da la mano, solo se da dos besos a una mujer cuando es muy conocida.

Comidas:

Colazione – Desayuno

Pranzo – Comida

Cena – Cena

Para pedir pizzas: Pomodoro – Tomate, Funghi – Chamiñones, Formaggio – Queso, Tonno – Atún, acciughe – anchoas, salame picante – es como chorizo. Cuidado, peperoni es pimiento, no chorizo.

Preguntas:

Mi scusi – Me disculpa

Posso chiedere una cosa? Posso fare una domanda? – ¿Puedo preguntarte algo?

Dove è? – ¿Donde está?

Quanto costa? – ¿Cuanto cuesta?

Che cos’è questo? – ¿Qué es esto?

Hai capito? – ¿Lo has entendido?
Scusi, non ho capito – Perdón, no lo he entendido

Come ti chiami? Mi chiamo…
Quanti anni hai? Io ho…

Ragazza, sei molto bella… La luce de la tua belleza…

Etc. Etc.

 

Este post forma parte de una guía completa de la ciudad de Turín, puedes acceder al índice y descargar la guía en varios formatos, para android, para tu lector de libros electrónico, o en pdf:

Guía de Turín

Rutas por Turín

Explicamos algunos itinerarios posibles dependiendo de los días que vayamos a pasar en la ciudad. Lo mínimo son dos días, por lo que se verá lo más importante estos dos primeros días, y los días siguientes otros itinerarios que se pueden o no hacer, se pueden intercambiar, etc.

Día 1:

Turín comienza y acaba en Piazza Castello. Podemos dar una vuelta por la plaza, viendo los palacios y monumentos, el Palazzo Madama y Palazzo Reale. También tomar un Café en las antiguas cafeterías de la zona.

Después podemos ir por Vía Lagrange o Vía Roma, dando un paseo hasta Porta Nuova. Al bajar entraremos en el Museo Egipcio.

Al salir podemos comer algo, pasando por Piazza Carlo Alberto.

Por la tarde podemos dar un paseo por Vía Lagrange hasta la puerta del infierno. Al volver podemos pasar por la Porta Palatina y el Duomo e ir a tomar un aperitivo por el Cuadrilatero.

Día 2:

Comenzaremos en Piazza Castello otra vez, pero esta vez iremos hacia el Río, hacía Vía Po. Podemos aprovechar para comprar algún libro o parar en las tiendas. Si hace buen día podemos ir al Museo del Cine y subir a la Mole Anotenialla. Con eso tenemos la mañana ocupada.

Tras comer, podemos contemplar Piazza Vitorio Venetto, la Gran Madre y subir por el paseo para terminar el Día en el Parco del Valentino. Podemos tomar algo en el embarquino al atardecer.

Día 3:

El tercer día podemos aprovechar para visitar la Basilica di Superga. Esto nos ocupará toda la mañana. Habrá que aprovechar un día claro.

Como este recorrido cansa un poco, podemos aprovechar la tarde para ir de compras, pasear por la ciudad o dar una vuelta en el tranvía histórico.

Día 4:

El tercer día podemos aprovechar para hacer una escapada fuera de la ciudad, y visitar la Venaria Reale o la Sacra di San Michelle. Esto nos ocupará toda la mañana y quizás algo de la tarde.

Al volver podemos pasar la tarde en algunos de los museos que nos interesan de la ciudad.

 

 

Este post forma parte de una guía completa de la ciudad de Turín, puedes acceder al índice y descargar la guía en varios formatos, para android, para tu lector de libros electrónico, o en pdf:

Guía de Turín

Algunos museos interesantes en Turín

– Palazzo Reale:

El museo se encuentra en Piazza Castello. La fachada no impresiona mucho, pero por dentro guarda muchos secretos, prueba de ello es que es desde 1997 Patrimonio de la Humanidad junto con las demás residencias Saboyas.

Data del siglo XVII, ya que antes era un palacio Episcopal del que poco queda. Con estancias reformadas tal como estaban en su época, tal como las habitaron los Reyes. Una parte del palacio trata la historia de Italia, sus Reyes, su unificación, etc.

Lo demás está dedicado a los ambientes y aposentos reales, destacando una mesa preparada para una gran cena con su vajilla y cubertería originales. También podemos ver la sala del trono, los techos con relieves, pinturas y dorados, la galería con espejos estilo Versalles o la sala de baile con trajes de la época. Para acceder al segundo piso pasaremos por la Scala delle Forbic, de Juvarra. La visita guiada nos lleva por los apartamentos originales de los príncipes.

El único problema es que a la segundan planta solo se puede acceder con una visita guiada en Italiano, y que el museo es algo caro.

Horario: El museo abre de 8:30 a 18:30 de martes a domingo.Visitas guiadas son cada media hora.

Precio: 6.5 € el primer piso, gratuito para menores de 18 y mayorse de 65, 50% para jovenes entre 18 y 25años.

 


– Palazzo Madama:

Horario: De martes a sábados de 10:00 a 18:00 horas; domingos de 10:00 a 19:00 horas.
Precio: 10 euros normal, 8 reducido. Gratuita el primer martes de cada mes.
Colas: No

Lo más importante del palacio es la imponente fachada que da a la plaza como la otra, con forma de Castillo. Una vez visto por fuera, podemos entrar gratis y observar la bella escalinata de Juvarra. Podemos subir al primer piso y ver la plaza y Vía Garibaldi, así como la única estatua que hay en la plaza, desafiando a los sardos. También se puede visitar el patio medieval.

El museo de pago contiene obras de arte y objetos de todo tipo de la vida en Italia. Se divide e varias partes, desde arte antigua, en el sótano, con los antiguos cimientos romanos y la cantería medieval, y a media que vamos subiendo se combinan espacios en los que se ve el castillo en sí conexposiciones de arte y objetos desde la edad Media hasta el renacimiento.

 


– Museo Civico Pietro Mica:

Como llegar: El museo se encuentra muy cerca de la estación de porta Susa. Lo mejor para llegar es acercarnos a Porta Nuova y coger el autobús línea 65 o el tram 1.

Colas: No.
Precio: 3 euros normal 2 euros reducido.
Horario: de 10 a 18, excepto lunes.
Tiempo: Hora y media.

Recomiendo este museo particularmente, más que por la historia de Pietro MiCa por la sensación de meterte bajo los túneles utilizados para defenderse en el asedio de Turín en 1706. Varias galerías están abiertas al público, y un guía te irá señalando las curiosidades de estos angostos túneles. Sumergirse en el subsuelo de Turín y vivir en primera persona como los aguerridos Torineses se defendieron de los Franceses.

El museo debe el nombre a Pietro Micca, que hizo hizo explotar unos explosivos acabando con su vida y la de unos cuantos Frances que habían descubierto las galerías de defensa de la ciudad.

 


– Armeria Real:

Horario: El museo abre de 8:30 a 18:30 de martes a domingo.

Precio: 4 Euros normal, 2 Euros reducido.

Inaugurada en 1837 por Carlos Alberto. A la derecha del Palacio Real, entrando en los soportales que rodean la plaza se encuentra la Armería Real. Si te gustan las armas no te puedes perder este museo. Recoge todo tipo de armas antiguas, principalmente del siglo XVI y XVII, pero también medievales. Podemos contemplar desde espadas, corazas, armaduras, cascos, ballestas y demás armas blancas y también armas de fuego. Destacan la colección de banderas de época y de armas orientales. La decoración acompaña, incluso hay jinetes preparados para la batalla en sus caballos. Es un museo que se ve rápido y por un precio muy asequible.


Otros museos…

Museo del automóvil: Si te gustan los coches, no te puedes perder este museo. Se llega en el autobús 34 o 18.

Horarios y precios:

Lunes 10.00 – 14.00
Martes 14.00 – 19.00
Miercoles Jueves y Domingo 10.00 – 19.00
Viernes y Sábado 10.00 – 21.00

8 Euros entrada normal y 6 euros recucida (mayores de 65 y menores de 14)

 


– Museo de la montaña:

Si eres aficionado a la montaña o al alpinismo, Turín es un sitio privilegiado y este museo da muestra de ello. Se encuentra en el monte dei Capuccini, que se divisa desde la parte del paseo al lado del río, entre el Parco Valentino y Piazza Vittorio Veneto.

Horarios y precios:

De martes a domingo de 10 a 18.

Billete normal 8 euros, reducido 6 Euros.

 


– Museo de arte moderno:

Para los amantes del arte moderno. El museo se encuentra cerca de Porta Nuova, siguiendo hacia la dirección contrario al río, por corso Vittorio Emanuelle II.

De martes a domingo de 10 a 18.

Billete normal 10 euros, reducido 8 Euros.

 

 

Este post forma parte de una guía completa de la ciudad de Turín, puedes acceder al índice y descargar la guía en varios formatos, para android, para tu lector de libros electrónico, o en pdf:

Guía de Turín

Algunos monumentos interesantes en Turín

– Duomo o Catedral de Turín: Es la catedral de Turín terminada en 1498. Podemos acceder cruzando un pequeño pasaje que hay a la izquierda del Palacio Real (en Piazza Castello). La entrada es gratuita.

Es mundialmente conocida por tener la famosa Sábana Santa. No te hagas ilusiones, solo verás una copia y un vídeo con una breve explicación. La catedral no tiene mucho destacable ni por fuera ni por dentro, así que tampoco perderás mucho si te vas sin verla.


– Gran Made di Dio:

De estilo neoclásico, la iglesia fue construida entre el 1827 y el 1831. Lo que más impacta es la bóveda que le da un aspecto tan particular. Se puede visitar gratis, aunque no tiene un especial interés. Lo más bonito es verla desde lejos, iluminada en la noche. También podemos cruzar el puente para contemplar las imponentes columnas y sentarnos un rato a contemplar la agitada ciudad desde su grandes escalinatas.


– Porta palatina:

Pertenece al siglo I y es uno de los restos del antiguo imperio romano que quedan en Turín. Custodiada por una estatua de bronce del emperador Augusto, es una construcción que destaca más por su tamaño que por su belleza. Nos queda de paso entre que vamos del Duomo a Piazza Repubblica. No está de más pararse y contemplarla.

 

Este post forma parte de una guía completa de la ciudad de Turín, puedes acceder al índice y descargar la guía en varios formatos, para android, para tu lector de libros electrónico, o en pdf:

Guía de Turín

Gastronomía de Turín

 – ¿Qué comer en Turín?

No nos podemos ir de Turín sin comer al menos una vez Pizza y pasta.

Los helados del norte de Italia también son muy famosos, mucho más cremosos que los españoles. Quizás algo más caros y con el cucurucho de peor calidad que los de aquí, pero seguro que te llevas una grata sorpresa y comes más de uno. Atento a la especialidad de helado de Nutella, la cual se fabrica en la ciudad.

Tampoco te puedes perder los cafés, verdadera veneración en Italia. Cualquier cafetería de la ciudad, hasta en los barrios menos turísticos gozan de un café de calidad excepcional, como podrás comprobar por el olor de las cafeterías. Prueba el capuccino, que cuesta entre 80 céntimos en los sitios más baratos hasta, 1.20 como precio normal y algo más caro en cafeterías más selectas.

El chocolate de Turín es otro manjar del que los torineses están muy orgullosos. Si te gusta a la taza en muchas cafeterías lo ofrecen. Si eres más de tabletas, hay varias chocolateras repartidas por la ciudad. Hacen un chocolate artesanal esquisto. Cuidado con el precio, suele ser muy caro.

Veras a mucha gente que come por la calle con unos trozos pizzas cuadras, envueltas en un trozo de papel. Son las focaccia, una especies de pizza echas en unos moldes grandes, del cual se sirven porciones. Alrededor de dos euros la porción.

 


 

– ¿Dónde comer en Turín?

En las grandes ciudades el consejo a seguir es evitar las zonas más congestionadas. Si quieres tomarte un café en la terraza de las principales plazas o paseos de la ciudad, te puedes llevar un susto. Turín no es especialmente caro, muy raras veces puedes encontrar un Capuccino por más de dos Euros, pero conviene evitar los sitios estratégicos.

Para comer una pizza o sentarnos en un restaurante a degustar un buen plato de pasta, lo mejor es meterse por las callejuelas adyacentes a Vía Garibaldi, en el cuadrilatero, o meternos en cualquier pizzeria con buena pinta, intentando evitar las cadenas.

Te darás cuenta, paseando por la ciudad, que hay un tranvía un tanto peculiar de colores. Es el tranvía gastronómico. Te dará una vuelta por la ciudad mientras te sirven una rica cena. Original y muy turísico.

Este post forma parte de una guía completa de la ciudad de Turín, puedes acceder al índice y descargar la guía en varios formatos, para android, para tu lector de libros electrónico, o en pdf:

Guía de Turín

¿Dónde salir a tomar algo por Turín?

Turín tiene varias zonas de fiesta. Desde Piazza Castello hasta Piazza Vittorio Veneto y todas las inmediaciones del río por esa zona, encontramos multitud de aperitivos para tomar unos cócteles o unas cervezas y cenar algo antes de salir. En Piazza Vittorio Veneto es dónde más ambiente encontraremos al final de la tarde.

La otra zona para el final de la tarde es el cuadrilatero romano. Podemos empezar en el Duomo y entrar poco a poco recorriendo los diferentes restaurantes, pizzerias, aperitivos y pubs que encontramos. También encontraremos alguna discoteca.

Una vez entrada la noche…

Una zona de fiesta se encuentra en los Docks del dora. Es un espacio de antiguas fábricas reconvertidas en discotecas y pubs de música en directo. Para llegar allí tendremos que coger el tranvía 4 y bajarnos una vez cruzado el Río Dora. Toca un poco a desmano pero merece la pena.

En el Parco del valentino se concentran también gran número de bares con música en directo, el llamado embarquino. Habrá cientos de jóvenes (cuando hace buen tiempo) tirados en la hierba cerca de los bares. Para más entrada la noche podemos encontrar varias discotecas por los alrededores.

Pero sin duda, la zona de fiesta por excelencia de Turín son los Murazzi del Po. Una antigua zona de talleres en la margen izquierda del río Po, al lado de Piazza Vittorio Venetto. Una concentración de varios pubs de diversa índole, desde más movidos, como el Giancarlo (un pub mítico en la ciudad) hasta más modernos, incluyendo las típicas terrazas en la orilla del río. Sin duda la zona de más ambiente de la ciudad.

Este post forma parte de una guía completa de la ciudad de Turín, puedes acceder al índice y descargar la guía en varios formatos, para android, para tu lector de libros electrónico, o en pdf:

Guía de Turín

Sacra de San Michelle en Turín

¿Has visto el nombre de la Rosa?. Si la respuesta es sí, seguramente reconocerás el edificio de la Sacra de San Michelle. La sacra fue construida entre los silgos XI y XIV y ocupa un lugar privilegiado en el Valle de Susa, y desde su punto estratégico se divisa gran parte del mismo. Una visita obligatoria si te gustó la película, y especialmente recomendada si quieres pasar un agradable día haciendo senderismo.

No debes perder de vista lo más importante de la visita: Escalinata de los Muertos, Portal del Zodiaco, Sepulcro de los Monjes, Torre de la Bonita Alda y lo que queda de la biblioteca.

 


 

Cómo llegar: Si vamos en coche, desde Turín por la A32 dirección Frejus. Llegar sin coche propio es un poco complicado. Tenemos que coger un tren en porta Nuova dirección Susa o Bardonecchia. Ahora tenemos dos opciones, bajarnos en Avigliana y si estamos de Marzo a Septiembr, los Domingos hay un autobus, sino tendremos que coger un Taxi (son unos 13km). Otra opción es bajarse en Chiusa y subir andando hasta la basílica (no tiene perdida), el recorrido transcurre entre unos bonitos bosques y tardaremos algo menos de dos horas. Más info de como llegar.

Horario: Invierno (del 16 octubre al 15 marzo) 9.30-12.30; 14.30-17.00
Verano del 16 marzo al 15 octubre 9.30-12.30; 14.30-18.00;

Precio: 5 Euros normal y 4 reducido.

Este post forma parte de una guía completa de la ciudad de Turín, puedes acceder al índice y descargar la guía en varios formatos, para android, para tu lector de libros electrónico, o en pdf:

Guía de Turín

Basilica de Superga en Turín

Otra de las visitas imprescindibles de Turín es la basílica de Superga. Si todavía no has leído nada de ella, seguramente te hayas preguntado que es el gran edificio acabado en cúpula que se ve desde toda la ciudad situado en lo alto de una pequeña montaña al otro lado del río, y que tan bonito queda por la noche cuando es iluminado completamente.

Su construcción data del 1717 – 1731. En esta basílica se encuentran enterrados muchos de los reyes de la casa de Saboya. Por un lado encontramos la basílica y por el otro las tumbas reales. A la basílica se puede acceder libremente pero a las tumbas solo se puede entrar con la visita guiada. Entrar a la cripta merece la pena, aunque la visita sea en Italiano. Como curiosidad veréis en una cripta un mensaje escrito en Español…

Superga es tristemente recordado por los Torineses por la tragedia de Superga, donde el mejor equipo de fútbol de la historia de Italia se estrello cuando volvía a Turín. El grande Toro, un equipo que había vencido 5 Calcios seguidos y de los 11 jugadores de la selección, 10 pertenecían a este equipo. Cuando demos una vuelta por detrás de la basílica nos encontraremos el monumento al equipo.

Pero sin duda, por lo que más merece la pena subir a Superga es por las increíbles vistas de los Alpes. Tienes que elegir un día claro para poder ver todos los picos a lo lejos. También se tiene una magnifica vista panorámica de toda la ciudad. Si te gusta el senderismo, varias rutas salen y llegan a la basílica, están explicadas en unos carteles informativos.

 


 

Cómo llegar: Tenemos que llegar hasta la parada Sassi Superga, del tranvía 15, el cual se coge en el centro. Una vez allí, podemos subir en un tren cremallera de 1884 o en autobús normal. El tren Sassi-Superga es en sí una atracción turística. Cuesta 6 euros ida y vuelta los días laborables y 9 los festivos. Sale cada hora en punto de Sassi y vuelve a las y media. De 9 a 20, los martes cerrado y los festivos con algún tre más.

Horario: Basílica: de 09-12 y de 15-17 en invierno (de Noviembre a Febrero) y hasta las 18 en verano (Marzo a octubre).
Tumbas reales: Abierta en invierno solo sábado y domingos de 9.30-18 y en verano de 9.30-19 todos los días.

Tiempo de visita: Entre llegar a la parada del tren a cremallera, subir, visitar la basílica baja y volver, tenemos que reservar una mañana entera.

Este post forma parte de una guía completa de la ciudad de Turín, puedes acceder al índice y descargar la guía en varios formatos, para android, para tu lector de libros electrónico, o en pdf:

Guía de Turín

La Venaria Reale en Turín

Las residencias de la Casa Real de Saboya son patrimonio de la humanidad desde 1997. En total son 22 edificios, palacios y castillos, repartidos por Turín y la provincia del Piamonte. Entre ellos se encuentra el Palacio Real, Palacio Madamma o la armería y biblioteca reales de los que ya hemos hablado.

Algunas de estas residencia se encuentran en la periferia de Turín, y fueron utilizadas como lugar de descanso y de caza por los Reyes de la casad de Saboya. Las dos más accesibles y cercanas son Palazzina di Stupinigi y el que nos ocupa, la Venaria Reale.

La Venaria Reale es el palacio más grande de todas las residencias reales de los Saboya. Su construccion data del 1658 – 1679, y según parece, inspiró al Palacio de Versalles.

¿Qué vamos a ver en la Venaria Reale? Antes de entrar en el palacio, nos vamos a ver obligados a dar un paseo por el Borgo antico (El barrio antiguo). Un paseo empedrado que nos lleva hasta la residencia, lleno de tiendas y restaurantes y vida.

Al llegar a la Venaria, a la izquierda, tenemos la Escuderia Juvarriana (el edificio rojo), pero mejor empezar por el palacio, ya que a a la salida veremos la escudera.

Podemos contemplar la gran construcción que sirvió de palacio (La Reggia) y los impresionante jardines (I Giardini). Un consejo, si vas al atardecer, a la entrada hay una bonita fuente iluminada en la cual a determinadas horas ponen música coordinada con la fuente, un bonito espectáculo.

Siguiendo veremos los grandes jardines por los que pasear. Podemos los restos de la fontana de Hércules, del tiemplo de diana o los jardines de las pergolas.

Una vez visto los jardines entraremos al palacio. Lo más impactante es la Galería de Diana o la Galería Grande, es una galería con baldosas pentagonales de cerámica blanca y negra. Cuando veas la galería sabrás de cual estoy hablando.

El resto del museo se compone de las estancias y modo de vida en el palacio, de diversas obras de arte y de como se proyectó y construyó. Otras cosas a las que debes prestar atención son el Rondò alfieriano, con las estatuas de las 4 estaciones y la capilla de La San Uberto.


 

Cómo llegar a la Venaria Reale: El palacio se encuentra a unos 10 km de Turín, en transporte público se puede acceder con las líneas de autobús urbano 11 y 72. También hay un autobús exprees, que va directo, para en Porta Nuova y Porta Susa (las estaciones de tren), cuesta 5 Euros ida y vuelta y sale a las y media empezando a las 9.30 y terminado a las 18.30. Si tienes el abono de autobuses, saldrá más barato coger la línea regular.

Si quieres ir en tu coche, tienes que dirigirte hacia el municipio de mismo nombre, Venaria Reale.

Precio: Es algo caro de visitar, ya que cuenta con el palacio en sí, los jardines, la exposición fija y otras exposiciones temporales. El precio normal es 15 Euros y el reducido (mayores de 65 y menores de 18) 10 Euros.

Horario:
De martes a viernes: de 9 a 17 (ultimo ingreso 15,30)
Sabado y domingo de 9 a 20.

Tiempo de visita: El complejo es bastante grande, nos puede llevar toda una mañana o una tarde si vamos relajados y contemplando.

Este post forma parte de una guía completa de la ciudad de Turín, puedes acceder al índice y descargar la guía en varios formatos, para android, para tu lector de libros electrónico, o en pdf:

Guía de Turín

Qué ver en Turín

A continuación un resumen de las cosas que podemos ver por las calles de Turín, cómo llegar y dónde ir.

 –  El centro

Dependido del tiempo planificaremos nuestra ruta por la ciudad. Si estamos de pasada no podemos perdernos los sitios imprescindibles. Si vamos a permanecer más tiempo, haremos una visita más pausada, disfrutando de parques, plazas, y dependiendo de nuestros gustos, algunos museos muy curiosos con los que cuenta la ciudad.

Empezaremos haciendo un repaso por lo más importante del centro de la ciudad, con las tres vías principales que parten de Piazza Castello.

 

– Piazza Castello:

No podemos irnos de Turín sin haber visitado Piazza Castello, centro neurálgico de la ciudad,y el cuál tomaremos como punto de referencia para guiarnos. Al este de la plaza se encuentra el Palazzo Madamma. El palacio es en realidad un castillo del siglo XV con una facha barroca por el lado de la plaza. Al norte el Palazzo Reale, fácilmente reconocible por su fachada. A su lado se encuentra la Iglesia de San Lorenzo, probablemente la iglesia más bonita de la ciudad, curiosamente sin fachada, por lo que cuesta un poco encontrarla. Al entrar fijate en la cúpula, dicen que se ve la cara del diablo. Al este de la plaza se encuentra el Teatro Regio y un poco más allá, pasando bajo un arco, vamos a parar a los Jardines Reales.

La plaza está rodeada por soportales con diferentes tiendas, cafés y librerías, donde podemos degustar los dulces típicos del Piamonte, comprar un recuerdo de la ciudad o sentarnos a descansar un rato contemplando la Plaza.

 

– Vía Garibaldi y alrededores:

De esta plaza salen tres de los más bonitos paseos de la ciudad. Al Noroeste se encuentra Vía Garibaldi, un bonito paseo peatonal lleno de heladerías, cafés, librerías, puestos de venta artesanales y tiendas de todo tipo. El paseo acaba en Piazza Statuto, donde podemos contemplar el monumento al Traforo del Frejus, donde dicen está la puerta al infierno. . Por las calles que salen del paseo a derecha y a izquierda se encuentran muy buenos restaurantes y Pizzerias, tanto tradicionales como más modernos. Casi al final de Vía Garibaldi, a la derecha, encontremos el Cuadrilatero, una de las dos zonas de ambiente más famosas para ir a cenar y a tomar unas copas.

En esta misma dirección, al principio podemos encontrar una pequeña plaza llamada Piazza Palazzo di Citta, la plaza del ayuntamiento, en la que podemos contemplar una curiosa estatua, dedicada al Conde Verde, Amadeo VI.

Por último, cruzando hacia el norte, a la izquierda del Palacio Real, pasando por debajo del propio palacio, damos con la catedral de Turín, el Duomo. Podemos continuar, bien hacia la derecha, a los jardines reales, o hacia la izquierda, hasta Piazza della Repubblica, donde se encuentra el famoso mercado de Turín, el más grande al aire libre de Europa.

 

– Vía Roma y alrededores

Al Sur-Oeste de la plaza se encuentra Vía Roma con sus imponentes soportales. Acaba en Piazza San Carlo, probablemente la plaza más bonita de la ciudad, presidida en el centro por la estatua de Caval ëd Brons, con Emanuele Filiberto subido a su caballo desenfundando la espada. Al fondo podemos ver las dos Iglesias Barrocas que gobiernan la plaza, la iglesia de Carlo Alberto y Santa cristina.

Paralela a Vía Roma, se encuentra Vía Lagrange, el otro paseo peatonal más concurrido de la ciudad. Partiendo de Piazza Castello, lo primero que encontramos es el Palacio Carignano (patrimonio de la humanidad) a mano izquierda, y a su lado a la derecha, con dos grandes estatuas a la puerta, el museo más importante popular de Turín, el Museo Egipcio.

Al otro lado del Palacio Carignano, se encuentra Piazza Carlo Alberto, otra bonita plaza Torinesa con la estatua ecuestre del propio Carlo Alberto, espada en mano, en su centro. En un lado de la plaza encontramos la Biblioteca y al otro el Museo nacional del resurgimiento. Entre la esta plaza y Piazza Castello se encuentra la Galeria Subalpina, una bonita galería con unos cines, una librería y varios cafés por la que hay que pasar.

Si seguimos Vía Roma o Vía Lagrange. Llegamos hasta Porta Nuova, la principal estación de trenes, dónde seguramente habrás comenzado el viaje.

 

– Vía Po y alrededores

El tercer camino que parte de Piazza Castello es hacia el sureste, por Vía Po hacía el Río Po. Un bonito paseo por unos cuidados soportales, que son orgullo el orgullo de la ciudad. La multitud se agolpa a los dos lados de la carretera, entre cafés míticos, vendedores de artesanía y las típicas casetas de libros de segunda mano que adornan gran parte del margen derecho de Vía Po.

Una bonita vista de la ciudad se ve al atardecer o recién entrada la noche, desde la cara del Castillo en Piazza Castello, con Vía Po acabando en Piazza Vittorio Veneto, con el puente sobre el Po y la Gran Madre de Dios y su curiosa Cúpula de fondo. Unas de las postales más típicas y bonitas de la ciudad.

A medio camino entre Piazza Castelo y Piazza Vittorio Veneto, a mano izquierda, se encuentra la Mole Antonelliana, destacando sobre todo Turín. La Mole alberga el Museo del Cine, uno de los dos museos imprescindibles de la ciudad junto al Museo Egipcio.

La calle acaba en Piazza Vitorrio Veneto, una amplia plaza con bares y cafeterías, con mucho ambiente por la noche, muy recomendable para tomar un aperitivo o unas copas. Al otro lado de la plaza tenemos un gran puente de piedra sobre el río Po.

Para terminar, subiendo por la margen izquierda del río Po, tras un paseo agradable, llegamos al Parco del Valentino, el principal parque de la ciudad.

 

– Parque del Valentino:

Como llegar: La manera más fácil de llegar es desde Piazza Vittorio Veneto, subiendo por la margen del río Po en un agradable paseo de 15 minutos. Desde Porta Nuova también se puede acceder andando. En autobús pasan por el parque o te dejan cerca el 16, 9, 34, 7 o 52.

Es el principal parque de la ciudad. Es un parque lleno de vida, con mucha actividad durante todo el día. En invierno sirve como lugar de paseo y de evasión de la gran ciudad y del ruido, y es utilizado como centro deportivo de corredores, piragusitas, etc. Cuando empieza a hacer buen tiempo se llena de vitalidad con gente joven tumbada, leyendo, haciendo malabares, practicado deporte, tocando música.

Cuando cae la noche los grupos de jóvenes van concentrado alrededor del embarquino, una zona de bares pegados al río al comenzar el parque. Suele haber música en directo y buen ambiente. También hay varias discotecas situadas por el parque.

Si seguimos paseando por el parque, veremos el imponente Castello del Valentino, el palacio más vistoso de la ciudad. Está abierto al público ya que es parte de la universidad Politécnica de Turín, y en él se imparten las clases de Arquitectura. De vez en cuando hay exposiciones.

Al lado del Castello del Valentino podemos encontrar el Jardín botánico, abierto solamente los Sábados y Domingos.

Si seguimos paseando parque arriba, llegaremos al Borgo Medievale. Es una reconstrucción de un barrio medieval, con exposiciones de fotografía, tiendas de recuerdos y artesanía mediaval, un museo castillo y un parque con diferentes tipos de flores y arbustos muy cuidado.

Al final de parque nos encontramos una fuente de los doces meses, una original fuente que representa los doces meses el daño con doces estatuas.

 

– Plazas:

Turín destaca por sus imponentes plazas adornadas con grandes estatuas. Las plazas más importantes son Piazza Catello, Piazza San Carlo, Piazza Carlo Alberto y Piazza Vittorio Venetto, ya están explicadas a lo largo de la guía.

Otras plazas son Piazza Cavour, gran plaza Arbolada con una fuente, ideal para descansar de las largas caminatas por la ciudad, muy cerca de Vía Po. Piazza Carlina, cerca de vía Po, convertida en una gran rotonda, con una gran estatua en el centro dedicada a Cavour.

Piazza Carlo Felice, que está enfrente de la estación de Porta Nuova y Piazza Statuto, al final de paseo Garibaldi, conocida por tener una original estatua que dicen las malas lenguas, es la puerta del infierno, por ser la entrada al sistema de alcantarillado de la ciudad, y por las leyendas negras que confluyen en ese punto.

Tenemos en contraposición la Piazza Solferino, en donde se encuentra la Fontana Angelica. Todas las plazas están marcadas en el mapa.

 

– Mercados y Balôn

Piazza della Repubblica o Porta plazzo, se encuentra cerca del Duomo. Tiene el mercado diario al aire libre más grande de Europa. En él podemos encontrar fruta, cosas de vestir, artesanía etc. Un poco más allá, pasando de plaza república, yendo por un centro comercial de ropa y calzado que hay, podemos encontrar los sábados el “balôn”, un mercado de segunda mano inmenso, lleno de cosas curiosas, antigüedades y artesanía.

Aunque si de verdad te interesa conseguir cosas interesantes de segunda mano, el segundo domingo de cada mes tiene lugar en el mismo sitio, “El Gran balôn” un gran mercado especializado en antigüedades y cosas de segunda mano, en el que podrás encontrar gran cantidad de Vinilos antiguos, libros, comics, artesanía, cuadros, esculturas, guitarras, estampas antiguas, anuncios, radios antiguas, etc.

 

– Tranvía histórico:

Cómo última recomendación, hace poco tiempo se ha abierto un tranvía histórico, el número 7, que da una vuelta a todo el centro de la ciudad. Es una buena oportunidad para visitar la ciudad de una forma barata y descansada. El recorrido comienza en Piazza Castello, enfrente del teatro Regio.

Este post forma parte de una guía completa de la ciudad de Turín, puedes acceder al índice y descargar la guía en varios formatos, para android, para tu lector de libros electrónico, o en pdf:

Guía de Turín