Crucero por el Bósforo

Una de las cosas más típicas de Estambul es hacer un crucero por el Bósforo. Hay varias opciones y seguramente te vendrán mil vendedores por la zona centro de la ciudad ofreciéndote mil y una maravillas del Bósforo, no las cojas, son muy caras y no merecen la pena. No digo que estén mal, pero se puede hacer lo mismo y más barato. Contando que los viajes que te ofrecen salen por unos 20 euros y de esta manera te puede salir por apenas 4.

Comenzamos dirigiéndonos a Eminönü. Lo mejor es ir al muelle público de Eminönü, el primero que hay una vez bajas del puente “Bogaz Iskelesi” y coger uno de los dos cruceros que ofrecen, el primero es el corto, cuesta 10 liras (4 euros) y dura dos horas, el segundo es un poco más largo, va un poco más lejos, para en más sitios y cuesta 25 liras (10 euros). El corto está muy bien, son dos horitas para ver Estambul desde el agua en todo su esplendor es más que suficiente.

El crucero va desde Eminönü hasta Ortakoy, se pega bastante a la orilla para que se pueda observar bien el Palacio de Dolmabahçe a donde se trasladaron los sultanes después de vivir en el Palacio principal de la ciudad Topkapi. También se puede ver, un poco más adelante, el palacio de Çiragan, muy fotografiables ambos y que dan una especial belleza a esta orilla del Bósforo. Tras una parada en Ortakoy se pasa por debajo del puente. Al otro lado hay otro edificio bastante bonito, Beylerbey Sarayi. El barco sigue lentamente hasta el siguiente puente que une la parte Europea y Asiática de la ciudad, trascurriendo entre mezquitas, grandes mansiones de gente adinerada con bonitas vistas y las casas del pueblo colina arriba. En contra de lo que pueda parecer, hay bastantes arboles, sobre todo en la orilla asiática, donde iban las gentes adineradas a disfrutar de los soleados días.

Antes de llegar al segundo puente, hay una fortaleza, a mano izquierda Rumeli Hisari, justo en el punto más estrecho del Bósforo, por si pasaba alguien para no perderlo de vista. Tras pasar el puente no perderse las vistas de la derecha del barrio de Kanlica. El barco llega hasta Beykoz, casi en el mar negro, y da la vuelta.

Y ya está, un crucero por el bósforo barato, en un barco público muy chulo y con bar y todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *